El diccionario de Sedano

13 noviembre, 2011

Sedano es un personaje peculiar. Entrenador de toda la vida, es un teórico del Fútbol que ha llevado la excentricidad a la máxima potencia. Residente en Córdoba, este personajillo que mezcla la personalidad de Maldini con la del borracho entrenador de Marc Lenders se dedica a participar en tertulias futbolísticas y a dejar muestra de su sabiduría callejera en lo que al deporte rey se refiere.

Desde Románticos del Fútbol queremos obsequiar a nuestros lectores con el Diccionario de Fútbol de Sedano. Gracioso y curioso cuento menos.

EL HOMBRE ARDILLA
Dícese del jugador de complexión física más bien menuda, frecuentemente con más técnica que fuerza, más habilidad que sacrificio y más instinto que disciplina. Si tiene de todo, compensado y en alto nivel, se llama Iniesta y juega en el Barça. El jugador ardilla se mueve por la zona de ataque y es capaz de desbordar y de definir. Suelen ser generadores de faltas en las inmediaciones del área, pues frecuentemente los zagueros deben recurrir al golpe -aderezado con frecuencia con una dosis de teatralidad en las caídas– para frenarles.

EL HOMBRE BRÚJULA
El que manda en el centro del campo, el 10 de toda la vida, el que tiene el partido metido en la cabeza, el que se anticipa a lo que va a pasar, el que sabe dónde se desmarca el compañero, el hombre que sabe que todos lo van a mirar si hay problemas con la esperanza de que los resuelva, el tipo que siempre lleva la cabeza levantada y no rifa los balones. Existen pocos y caros. En esta posición hay mucho timo. Es una especie en extinción. Quien encuentra uno, tiene un tesoro.

EL HOMBRE PARABRISAS
Suele ser un central veterano, tácticamente inteligente y capaz de dosificar las reservas físicas para ocupar toda la franja de la retaguardia si su equipo, por las circunstancias adversas o porque a su técnico le da por hacerse el valiente, decide quedarse sólo con tres atrás y laterales suben a posiciones de ataque.

EL HOMBRE ANCLA
Puede ser un defensa central con mucha presencia en la confección del juego ofensivo, pero el ancla tiene su sitio en el centro del campo. Se llama así al jugador que equilibra al equipo, que le da empaque y evita las descompensaciones y desaplicaciones. Es jugador de cortar y pasar, que domina su zona sin salirse demasiado. Un referente con buen fondo físico y alta concentración de principio a fin.

EL D.P.O
El DPO (Desorden Posicional Ofensivo) es una forma de interpretar el juego de ataque basada en el intercambio de posiciones y las incorporaciones ofensivas por sorpresa. Un caos organizado. Un paradigma del fútbol moderno. Los ataques estáticos, los delanteros que esperan la pelota pero no la buscan, están en recesión. Quienes los usan lo hacen porque no les queda más remedio. El futuro es el DPO, pero no se puede hacer con cualquier jugador. Ejemplos son la selección española en la última Eurocopa o el Barcelona, con gente como Messi o Iniesta.

LA M.C.O 
La MCO (Media Cuñita Ofensiva) supone un elemento diferencial en posiciones de ataque. Se llama así al jugador que realiza incursiones inesperadas, que entra y sale, que goza de cierta libertad por parte del entrenador para expresarse sobre el campo. Debe ser por tanto, y por encima de todo, inteligente y tener capacidad para asociarse con los compañeros con paredes o desmarques. Un espíritu libre dentro de un orden.

Nuevos (o viejos) términos que nos hacen ver que la locura del Fútbol es grande, tanto en cantidad como en calidad.

¡Ánimo Románticos, todos podemos ser El Hombre Ardilla!

@manaramun

Anuncios

La extraña pareja

5 noviembre, 2011

Dos baloncestistas se convirtieron en leyenda después de jugar juntos durante 18 años (1985-2003) en los Utah Jazz, de la NBA. Los dos eran almas gemelas, tanto en el terreno deportivo como en el personal. De esta unión fraternal, surgió un apodo: “La extraña pareja”. ¿Sus nombres? Karl Malone, segundo máximo anotador de la historia de la NBA, y John Stockton, máximo asistente de la historia de la liga estadounidense de baloncesto.

Los dos, retirados ya, son leyenda de la NBA. Los dos forman la extraña pareja original. Pero ahora vengo a ponerles otra extraña pareja: la formada por los futbolistas italianos del Milan Antonio Cassano y Gennaro Gattuso.

Cassano, delantero de 29 años, es la pureza del fútbol ofensivo de toque, de fantasía. Tan imprevisible como polémico, Il Talentino representa el ideal del romántico del fútbol, aquel que goza con un determinado detalle, un sello de calidad individual que deja boquiabiertos a todos. Bien puede ser un control, un taquito, un amago, un regate, un golpeo de balón, un leve movimiento de ballet que convierte al balompié en fútbol. Puede ser todo eso y más. Por todo ello, Cassano podría ser el mejor futbolista del mundo, pero ya no sería Antonio Cassano.

Salvando las distancias, quizá su trayectoria individual recuerde un poco a la carrera del  exmadridista José María Gutiérrez, Guti. Cassano es toque, magia, fantasía con el balón en los pies. Pero también es el pasotismo elevado a la máxima potencia. Siempre enfrentado a sus técnicos, éstos le achacaban una actitud poco profesional. En la Roma, quizá el equipo donde ha conseguido mayor estabilidad deportiva, llegó a enemistarse con toda la plantilla, excepto con su amigo Francesco Totti. Forzó su salida (tras cinco años en el club) rumbo al Real Madrid, donde duró poco (2 años) y dejó detalles a cuentagotas, algunos goles, bastantes kilos de grasa de más y una disputa con Fabio Capello que le mandó media temporada a la grada.

Su sitio era el Calcio. Volvió a Italia, a las filas de la Sampdoria, donde volvió a sentirse importante, donde trasladó de nuevo los dibujos animados a un campo de césped. Pero volvió a salir por la puerta de atrás. Quizá por ello resulte extraño que el Milan acudiese a él, aunque pocas cosas son extrañas ya en el Milan de Berlusconi. Pero, por una vez, este genio con carácter de niño malcriado ha debido parar. Su corazón ha sido el único que ha podido, por un tiempo de unos cinco meses, parar con turbulenta carrera. Una malformación en el corazón ha sido la causante. Ya operado, el tiempo de recuperación le debe servir para madurar al último gran talento puro italiano después de Roberto Baggio. Cassano, el Romario de Bari, es la magia.

El sacrificio lo pone Gennaro Gattuso, centrocampista defensivo de 33 años. No le pidan que dé un paso al hueco, tampoco que tranquilice el juego. Ni se les ocurra siquiera sugerirle que se lance al ataque. Pedidle, en cambio, que corra, que intimide, que imprima carácter al equipo y, por qué no, pedidle que pegue un poco. Él hará todo eso mejor que cualquiera. Por ello es Pegamento Gattuso. No se despega ni un instante de todo aquel adversario que ose morar por sus dominios. Todo corazón, es inimaginable la lista de jugadores estrella a los que ha desquiciado. Con Gattuso, el fútbol vuelve a su dimensión más rústica, aquella en la que sólo importa destruir, en la que el balón es un enemigo al que tienes que derrotar. Gattuso siempre ha entendido así este juego. Seguramente, de no ser así, jamás se habría convertido en jugador profesional. Cuentan que en numerosos entrenamientos con el Milan ha realizado ejercicios técnicos al nivel de cadetes. Nadie se ha reído de él nunca. Porque ha sido siempre, es y será, el alma del Milan. Aquel que no dará un pase al hueco, pero que se partirá la cara por robar el balón. Un obrero al servicio de la reina.

Un obrero que tardará en volver a trabajar. Un problema ocular le impide ver bien. De hecho, apenas puede hacer vida normal. Deberá esperar entre 2 y 6 meses para que los médicos sigan su evolución. Quizá entonces se valore la opción de una operación, nunca antes. La retirada se lo quiere llevar de esos campos de fútbol en los que tanto ha corrido. Pero Gattuso no se rinde. Está decidido a volver a jugar. Pegamento Gattuso aún no se ha secado.

Una extraña pareja, indisoluble: el talento y el sacrificio, el príncipe y el campesino. Una combinación de fantasía e intensidad defensiva que se hace necesaria para optar a lograr grande metas en el planeta fútbol. Volverán a deleitarnos pronto, pues los dos, en lo suyo, son los mejores.

 

@Pipe379


Luis Aragonés, ADN Rojiblanco

3 noviembre, 2011

Año 1992. En los minutos previos a la final de Copa que enfrentaban en el Bernabeu a Atletico y Real Madrid, eternos rivales, Luis Aragonés colocó su pizarra y dibujó meticulosamente las estrategias. A continuación, y con el dedo en alto arengando a sus jugadores les dijo: “¿lo han entendido, lo han entendido?” “¿Si?” “!Pues esto, (golpeando la pizarra)esto no vale para nada!” “Lo que importa es que sois mejores y estoy hasta los huevos de perder con estos, en este campo”. Cuenta un jugador suyo, Bernd Schuster, que jamás salió a un campo tan convencido de la victoria. Los rojiblancos, hipermotivados, se terminaron alzando con el título con los goles ya míticos de Paolo Futre y Schuster.
Ahora que las aguas por el Calderón bajan revueltas, la afición colchonera ha pedido la figura del Sabio de Hortaleza para suplir a un Gregorio Manzano que ha acumulado 7 jornadas sin conocer la victoria. Sería la quinta etapa de Luis al frente del banquillo atlético.
Sus andaduras en el club del Manzanares comenzaron allá por 1964, cuando solamente era un hábil mediocampista que procedía del Betis. Llegó para quedarse y durante 10 años fue el ídolo del recién estrenadoestadio Manzanares, que luego pasaría a llamarse estadio Vicente Calderón.
Luis Aragonés es un atlético con pedigrí, sus 10 años como jugador y sus 14 como entrenador del club lo avalan. Vivió los momentos más dulces de la historia rojiblanca, cuando el Atlético de Madrid salía campeón en Europa y pasaba por encima de Madrid y Barça en el campeonato doméstico.
Jugó la final de Copa Europa de 1974 contra el Bayern Munich alemán. Luis adelantó al equipo rojiblanco en el marcador con un tiro de falta directa,  pero a pesar de su gol  el equipo alemán empató el partido, y dos días después se celebró el desempate, que ganó el Bayern por 4-0. Al año siguiente, ya como entrenador, los alemanes, por asuntos políticos, rechazaron disputar la Intercontinental, título que acabarían conquistando los colchoneros.
En el 2001 tuvo uno de los mejores gestos con el Atleti. El club había consumado el descenso de categoría y se avecinaba una época oscura para la institución. Luis acudió al rescate y no le importó entrenar en Segunda División y dejar el banquillo del Mallorca, con el que había conseguido el billete para la Champions. En esta etapa conseguiría el ascenso de categoría contando en sus filas con un imberbe Fernando Torres.
Cuentan que estando en la banda dirigiendo un partido, dio cuenta de que el cuarto árbitro estaba encima del escudo estampado en el césped que preside la banda de banquillos. Se acercó al colegiado y le dijo: “oye usted, no pise ese escudo”. Por su trayectoria, el Sabio de Hortaleza reside en el panteón del Atlético de Madrid y es una de las leyendas vivas  del club.
Ahora que el club lleva años instalado en la mediocridad y el conformismo, cuando los valores y la grandeza parecen algo del pasado, Luis Aragonés vuelve a estar en la órbita del banquillo rojiblanco. Si hay alguien capaz de inculcar la grandeza ese es Luis, conocedor en primera persona de los mejores éxitos del club.
El de Hortaleza pasará a la historia por la consecución de la Eurocopa con España, pero siempre será recordado por su ADN rojiblanco.

@Juanmy15


Las joyas de la corona

31 octubre, 2011

Sergi, De la Peña, Xavi, Iniesta, Victor Valdés, Piqué, Puyol, Thiago, Messi, Cuenca, Deulofeu, Reina, Gerard, Jordi Alba, Oleguer, Pedro, Sergio Busquet, Bojan, Montoya, Jonathan Soriano, Marc Bartra, Oriol Romeu…

Estos son un puñado de los numerosos jugadores que han salido de la cantera del FC Barcelona. Bien es cierto que muchos matizarían si vienen o no de la cantera, pues varios crecieron como jugadores en otros equipos y se marcharon muy jóvenes… Pero volvieron. El equipo blaugrana nos tienen acostumbrados a ver cómo de la noche a la mañana surge un jugador canijo, pequeñito y joven que en 1 o 2 años es capaz de debutar con la absoluta (caso Pedro o Busquets).

Actualmente podemos ver cómo Cuenca o Deulofeu se van haciendo un hueco en la primera plantilla, como ya hicieron Thiago, Bojan, o el mismísimo Messi. Es necesario que el club apueste por sus jugadores. Es necesario que se invierta en cantera y se les de oportunidades. El Barcelona sabe mucho de dar oportunidades. El Barça se la juega. Apostó por Messi y ahora es el mejor del mundo. Apostó por Bojan y ahora siguen intentando cazar balones en la Roma. Apostó por Oleguer y no rindió… Apostó por Pedro y el resultado fue sublime. En resumen, hay que echarle cojones.

Por otro lado, la ‘Fábrica Blanca’: Raúl, Álvaro, Casillas, Guti, Jurado, Negredo, Morata, Alex Fernández, Jesé Rodriguez, Álvaro Mejía, Adán, Corrales, Rubén, Parejo, Callejón, Granero, De la Red, Borja Valero, Soldado, Arbeloa, Mata…

La “Fábrica Blanca” bien podría ser llamada “La Cantera de La Liga”. Los equipos más modestos acuden al fondo de armario (que por cierto está repleto) del Club blanco porque saben que ahí dentro hay calidad y que se vende barato. El Madrid apuesta por la calidad, por las fotos, por la venta de camisetas y demás artículos moñas que promociona Marca los domingos. En 5 o 6 años hemos visto cómo de un equipo formado por varios de los mejores canteranos que ha parido el Club (Raúl, Casillas, Guti…) hemos pasado a un equipo de estrellas mundiales de indudable calidad pero con pocos canteranos. Incluso varios de ellos han sido recomprados.

Messi y Raúl. Casillas y Puyol. La Cantera de la Liga vs La Massia. ¿Pero dónde están los demás?

http://graficos.lainformacion.com/deporte/futbol/donde-estan-los-canteranos-de-real-madrid-y-barcelona_PPsO3GYeNnQeuzgXMdkSp5/

@manaramun

 

 


Temporada 2011-2012

31 octubre, 2011

Regresamos en Románticos Del Fútbol !

En esta temporada observaremos como siempre a los dos grandes equipos de La Liga, Real Madrid y FC Barcelona, en la que se dijo que iba a ser una liga de dos o bipolar. Pues bien, ya hemos visto cómo el Levante ha plantado cara ! ¿Aparecerá otro matagigantes?

Seguiremos de cerca el arbitraje que tanto está siendo cuestionado en acciones como la del pelotazo en la cara a Romaric ! Que Iturralde nos asista…

Pondremos especial atención en las jóvenes promesas salidas de las canteras de los clubes (como Cuenca del FC Barcelona) o el buen hacer de las viejas glorias futbolísticas en activo (Ballesteros del Levante)

En definitiva, pondremos ganas, ilusión y un punto de vista diferente!


Ganó el FUTBOL

15 agosto, 2011

Apoteósico warm-up de la Liga de fútbol española. Los dos mejores equipos del mundo han demostrado que este año van a dar mucha guerra y que las cosas ya no son como eran. Un Barça muy mermado físicamente y con caras nuevas en su once inicial consiguió un grandísimo resultado para la vuelta. Un Real Madrid tremendamente ofensivo que dejó claro que es capaz de jugar al futbol (y muy bien) y plantarle cara al mejor equipo del mundo.

El partido comenzó al pitido inicial. Pensaréis que es lógico. Pues no. Los 4 clásicos vividos en la temporada pasada empezaron mucho antes de que el balón empezara a rodar. Un clima de hostilidad y repulsa se adueñó de ambos clubes, espoleados por la malicia de Mourinho en las ruedas de prensa. En el clásico de ayer todo comenzó como es debido, sin salidas de tono y eso es digno de destacar. La palabra que define los primeros 30 minutos de juego es “ELECTRICIDAD”. El Real Madrid salió, literalmente, a comerse al FC Barcelona. Una presión asfixiante que iba de la mano del juego que estaban proponiendo Ozil, Xabi, Benzema o CR7. No hay que olvidar que a la vez que dejaban un fútbol de gran nivel, también había salidas de tono. Pepe, Kedhira, y el mismo Alonso llevaron el reglamento al límite a veces, y bien pudo ser expulsado Kedhira tras el juego peligroso (peligrosísimo) cometido sobre el gran Abidal.

Por parte del Barça hay que destacar que salió con una defensa en cuadro, lenta, algo torpe y con mucha dificultad de sacar el balón jugado. Se nota y mucho la ausencia de dos bastiones como Piqué y Puyol, pero hay que decir que Masche y Abidal cumplieron. A esto hay que añadir que faltaba Xavi, suplido por Thiago, que demostró grandes cualidades (este chico es un genio) pero tuvo muy difícil oler el balón gracias al trabajo de los jugadores blancos. Esa falta de fluidez la aprovechó Benzema, que se ha coronado en esta pretemporada y ha dejado boquiabiertos a todo el mundo del fútbol. En una jugada personal deja roto a Abidal y Mascherano, y con un toque sutil con el exterior habilita a un Ozil que no perdonó. Partidazo del francés.

Cuando parecía que el partido iba a ser del Madrid, una jugada aislada propició el empate. Apareció el de siempre. El mejor jugador del mundo recogió el balón cerca del área blanca y se lo pasó a un Villa que fusiló a Casillas desde un extremo del área. Golazo contra el que el portero blanco no pudo hacer nada. El empate era posible, pero hablar de remontada era invocar al milagro. No, amigos, no hay milagro, hay Messias. El más listo de la clase, el más trabajador y el que nunca se rinde vio hueco y demostró la capacidad que tiene de hacer que los defensas caigan como bolos a su alrededor. Batió a Casillas, su víctima favorita. Messi fue el mejor del FC Barcelona (otra vez). Marcó un gol en el Bernabeu (otra vez) y se convirtió en la pesadilla blanca (otra vez)

La segunda parte fue diferente. El Barça consiguió volver a tocar el balón, aunque en ningún momento del partido tuvo más posesión que sus rivales. La entrada de Xavi y de Piqué dieron un nuevo aire al Barcelona, que no pudo impedir que Xabi marcara un golazo a pase de Pepe. Como dijo ayer un comentarista “Pepe no tiene mal trato con el balón”. Podemos pensar que lo tiene con los futbolistas… El partido siguió con muchas ocasiones blancas, sobretodo de Cristiano Ronaldo que vio cómo Valdes sacaba in extremis varios balones de gol y que incluso le hace penalti. Jugada polémica que rivaliza con la entrada de Marcelo a Pedro en el área blanca. “Ni pa ti ni pa mi”.

Así se llegó al final del partido, uno de los mejores que han protagonizado estos dos equipos en el que el juego sucio no apareció tanto y los árbitros no influyeron demasiado en el resultado. La vuelta se antoja emocionante y muy factible para el Barcelona, pero el Madrid ya ha demostrado que sabe pelear… Y que lo hace muy bien.

 

Por Manu Araujo

@manueloaramun


Solo queremos fútbol

14 agosto, 2011

“Esta noche es la noche”, como diría Dexter, el mayor asesino de la historia de la ficción estadounidense. Dexter, que con su incapacidad de mostrar sentimientos ha enganchado a millones de personas al televisor. Pues en esas estamos con el clásico de los clásicos, unos partidos que la temporada pasada nos demostraron que el futbol puede llegar a ser un campo de batalla (o patatas) y que la rivalidad puede alcanzar las cotas más altas y transformarse en desprecio.

Esta noche solo queremos fútbol. Da igual que gane el Barça o el Madrid. Da igual que gane Mou o Pep. Que lo haga Messi o Cristiano Ronaldo. Esta noche quien tiene que ganar es el fútbol y, por lo tanto, el espectador.


A %d blogueros les gusta esto: